miércoles, 5 de octubre de 2011

Justicia y Verdad


Me escribe mi entrañable hermano Diego:
"ESTE JUEVES DARAN SENTENCIA EN MENDOZA CAPITAL.
ENTRE OTROS, POR EL ASESINATO DE NUESTRO POETA Y MILITANTE PACO URONDO.
QUISE ESTAR CERCA DE LOS COMPAS CON LOS QUE HEMOS LABURADO TANTO Y QUE SEGURAMENTE ESTE JUEVES VAN A ESTAR.
EN SAN RAFAEL ESTAMOS PRONTO A COMENZAR EL SEGUNDO JUICIO.
ES INDESCRIPTIBLE TODO LO QUE SE VIVE EN ESTOS PROCESOS.
HOY ME SENTI LEJOS. Y ME SURGIO EL ESCRIBIR ESTE POEMA. ESTA MEDIO MEDIO, PERO LO HICE CON EL CORAZON.
SI TE PARECE, MANDALOS A LA REDU.
BASTA QUE ACLARES QUE NACE DEL ESTAR LEJOS Y A LA VEZ DE QUERER ACOMPAÑAR EN OTRO DE LOS JUICIOS POR LESA HUMANIDAD."

CADA VEZ MENOS LESA
CADA VEZ MAS HUMANIDAD

Lejos pero cerca, así los siento ahora.
Lejos pero cerca, en esta...nuestra hora.
Como si el tiempo no pasara, como si casi no hiciera falta recordar.
Hace nomas un año compartíamos y celebrábamos nuestro propio caminar.
Hace casi un año, despuntaba por la justicia.
Hace casi un año nos echábamos a llorar.
La alegría y la esperanza nos transparentaba el alma.
Los abrazos se hacían sueños y deseos de continuar.

El 24 de marzo pasado hicimos pascua verdadera,
Memoria activa y presente de aquellos que ENTRE NOSOTROS ESTAN.
Todos, todas lo supimos, esta vez fue distinto:
pudo ganar el cariño, esto de sentirnos en profunda hermandad,
reafirmando el compromiso de hacer a los niños jugar.
¡Nada menos! ¡Nada mas!

Ahora nos toca Mendoza, caminar otra vez juntos
en la misma dirección pero hacia otro Tribunal.
Seguir completando la historia.
Y señalando los lugares de la muerte y el mal.
Armando el rompecabezas del terror,
dándole rostros a los genocidas.
y rescatando para siempre las 'memorias' del amor.

Tenemos que estar juntos. Y no 'a pesar' de las diferencia.
Tenemos que estar juntos incluyéndolas.
En cada rostro de los compañeros:
sea Galamba o Tripiana, Luna, Beron o Guerrero, Urondo o Sandobal
brillan los destellos de mucho de lo todavía queremos soñar.
Todos, todas lo sabemos. Si a ellos le pudiésemos preguntar
su respuesta seria la misma: abajo y en unidad.

¡Que no nos ganen los asesinos, los hijos de la tempestad!
¡Vamos de la mano y sostenidos en este peregrinar!
Estamos llegando a la cumbre,
con mucho esfuerzo y con mucha lucha,
pero desde nuestra entera libertad.

Este jueves faltara menos.
Menos para que terminemos,
Menos para que cada uno esté por fin en su lugar
Este jueves lo sabremos, faltará cada vez menos
para volver a comenzar.

Ya no iguales, ya no nuestros.
Ya de todos. Ya 'con ellos'.
Ya con alas. Ya con vuelos.
Ya entre todos. Ya en el pueblo.
YA COMO HOMBRES Y MUJERES NUEVOS.

Sea la vida de cada uno signo de este misterio.
De las luchas no salimos ilesos:
pueden ver nuestros huesos
tocar nuestras heridas, y conocer nuestra soledad.
No salimos ilesos, pero sí transfigurados.

Hay una fuerza que nos mantiene en vida
y que en medio de la muerte nos da el ánimo para cantar.
Es un hilo invisible pero esencial,
que nos une a nosotros mismos, y también a los demás.

Algunos le decimos el Dios-de-Jesús-compañero
otros, simplemente Ternura, Memoria
Justicia y Verdad.

Diego F. Sánchez 
San José de Costa Rica
Octubre de 2011




No hay comentarios:

Publicar un comentario