miércoles, 7 de septiembre de 2011

Cuando vale la pena ver 678


Ayer, como hace tiempo no pasa, ver 678 fue un placer. Es que cuando los invitados son grossos el programa es bueno a la fuerza, y  anoche los invitados fueron de primera línea: Ignacio Ramonet periodista, director de Le Monde Diplomatique hasta 2008, y el gran Eduardo Aliverti.
A partir de ahora la medida para quedarse a ver 678 son los invitados. Si van actores o gente de la farándula se engrandecen las figuras de Sandra Russo, Nora Veiras, Barragán y Barone, y eso es sinónimo de tener que escuchar otra vez las mismas cosas que hace dos años estaban muy bien pero que ya está. En cambio, si los invitados son de lujo (como anoche) Barragán y Barone practicamente no acotan, mientras que Russo y Veiras meten algún bocado dentro del límite tolerable.


No hay comentarios:

Publicar un comentario