miércoles, 28 de abril de 2010

La Iglesia en la que creo

Vía Diego y también vía Flavia me llegó el documento que emitió la Pastoral Social de la Prelatura de Humahuaca.

Los rostros concretos de la pobreza en el territorio de la Prelatura de Humahuaca



Hacia un Bicentenario sin pobreza y con inclusión social




Convocados por nuestro Obispo P. Pedro Olmedo, y respondiendo a una inquietud del Presbiterio reunido en Susques el 29 de Marzo del corriente año, nos reunimos los integrantes de la Comisión de Pastoral Social de la Prelatura de Humahuaca, junto a nuestro asesor Padre Jesús Olmedo y después de analizar la dura realidad que aún soportan nuestros hermanos, queremos expresar el dolor y los sueños de miles de personas que también son parte de  éste bendito País.

Con el presente Documento, buscamos que nos escuchen y se sensibilicen, no solo los gobernantes de nuestra Provincia y de nuestro País, sino también toda la sociedad. Antes de dar nuestra palabra, queremos dejar en claro que éste, no es un documento en contra del Gobierno, sino en contra de un sistema avalado por una clase política y sectores del poder  económico que siguen perpetuando un modelo de exclusión.

Cada vez más, la inflación nos está afectando duramente, pero son los sectores rurales, los más alejados de las zonas urbanas, los que sufren en mayor medida, porque allí no hay acceso a variedad de precios y la gente no tiene salario, ni aportes jubilatorios ni obra social alguna. Otra vez, entre los más pobres, es donde está impactando de manera impresionante el aumento de la canasta familiar. Una familia compuesta por Mamá, Papá y tres hijos de 11, 8 y 3 años necesita en nuestra zona, solamente para alimentarse básicamente $ 1.212,70, de acuerdo a los parámetros que fija el INDEC, y ¿para la ropa, los útiles escolares, los servicios públicos, los impuestos y otros gastos elementales? VER / DESCARGAR  TEXTO COMPLETO

Que diferencia con esto, no?


No hay comentarios:

Publicar un comentario