jueves, 7 de enero de 2010

Enero de 1959/1994 y 2010

Apuntes sobre la liberación

El 1ro de Enero en América Latina conmemoramos el aniversario de dos hechos claves en la larga historia de las luchas de nuestros Pueblos por la liberación. Se han cumplido 51 años de la Revolución cubana y 16 años del levantamiento Zapatista en México. Sucesos que no  deben pasar desapercibidos y en torno a los cuales es bueno reflexionar en este año 2010, año del Bicentenario de la Independencia Nacional para 22 países del Continente.

Muchos cristianos confunden, mal interpretan estas efemérides militantes pensando que en nada se relacionan con las prácticas de Jesús de Nazaret y las deslegitiman por ser contrarias al cristianismo. Error garrafal. Los cristianos debemos aprender a “mirar más allá del fusil”, trascender el tema de la violencia, olvidarse por un momento de las formas  e intentar analizar qué es lo que se juega en el fondo. Si por un segundo trascendemos el hecho que se trató de dos levantamientos que utilizaron como medio la violencia y nos concentramos en el mensaje, vemos que ambos tienen mucho en común con el de Jesús. Como decía Diego en la defensa de su tesis, tenemos que medir con la misma vara. Si a San Martín o a Bolívar no le cuestionamos los métodos violentos ¿Por qué se los cuestionamos al Che o a Marcos si forman parte del mismo proceso de emancipación de los pueblos?.

Como cristianos estamos llamados a luchar por la justicia y la liberación de los oprimidos.  En algún momento muchos cristianos tuvieron la convicción que la liberación debía hacerse por la vía de la violencia armada que no era más que responder a la primera violencia ‘de arriba’ que genera la miseria y el hambre de las mayorías.

Un texto que me dio mucha claridad sobre este tema es el de Adolfo Pérez Esquivel, franciscano y premio nobel de la paz. En su libro sobre experiencias no violentas en América Latina, Adolfo rescata los “ejemplos claros de quienes con sinceridad dieron la vida por sus pueblos: el Che Guevara, Camilo Torres, entre muchos otros en todo el continente, optaron por la acción violenta revolucionaria. Merecen nuestro respeto y comprensión aunque no compartamos su camino”.

Más adelante continúa diciendo “Es indudable que aquellos que buscan superar la opresión por medio de las armas y aquellos que pretenden lo mismo por medios no violentos, pueden coincidir en los objetivos aunque los recorridos sean distintos” (todas las cursivas y negritas son mías).

Una reflexión más que Pérez Esquivel hace en este libro tan lindo sobre experiencias no violentas que se llama “Caminar junto a los Pueblos” nos sirve para intentar sintetizar, a modo de homenaje, la vida de tantos hermanos que han ofrecido su sangre por la liberación de sus pueblos, en esta oportunidad recordamos a los Cubanos y a los indígenas chiapanecos:
“Actuaban por Amor a sus pueblos, con el fin de superar la dominación y construir sociedades más justas y humanas. Respondieron a la violencia opresora con la violencia revolucionaria para luchar por la liberación, y esta decisión implicó un alto costo en vidas”.

HOY

Nosotros somos hijos de otras revoluciones que lentamente van devolviendo la dignidad a nuestros Pueblos y que llevan consigo un mensaje de esperanza y de liberación a lo largo de este sufrido continente amerindio. Desde Venezuela hasta Bolivia, pacíficamente, gobiernos populares y democráticos están despertando la conciencia de millones que han decidido ponerse de pie. Este Socialismo del siglo XXI en sintonía profunda con los objetivos revolucionarios de aquellos 1ros de enero de 1959 y de 1994, y por ende profundamente cristiano,  viene anunciando otro mundo posible, urgente y necesario.

Ojalá los cristianos pongamos nuestro aporte para hacer realidad esos sueños.

Andrés
7-1-2010




Les dejo un regalito muy especial. En el video tendrán la  posibilidad de escuchar (está tan oscuro que no se ve) a mi hermano Diego cantando “El Río Va” el año pasado en Chiapas en el marco de la conmemoración por los 15 años del levantamiento zapatista.







3 comentarios:

  1. Hermano...


    en 3 horas estoy saliendo para otra provincia del el salvador. Pasaremos una noche de vigilia y oracion, cantos y denuncias por el asesinatos de amigos nuestros y compañeros en la lucha anti-mineria.
    Como hace 12 años en Acteal, esperamos que no nos masacren los paramilitares.
    Pero te pregunto hermano... aqui tambien tenemos un gobierno de "izquierda"... ¿y cual es la diferencia?
    Hay algo que nos enseñan los zapatistas: La estructura el Estado Nacional, es intrinsecamente funcional a las clases dominantes.
    y nosotros, que optamos vivir , sentir y mirar desde el margen, solo vemos miserias (aun del socialismo del siglo XXI)

    ResponderEliminar
  2. Andres, que gusto leer de nuevo algo de tus pensamientos. Comparto con el Herman esto de que nos todo es tan claro como pareciera (y es que asi es la realidad...compleja, confusa, contradictoria!). Dice Marcos que cada geografia tiene sus propias luchas. Lo del zapatismo es cierto y verdadero, e incluso univerzable si se quiere en torno a cuanto se sufre 'la violencia de los de arriba'. Y que en muchos casos poco y nada de ellos se puede esperar. Por totro lado creo tambien que hay diferencias, y eso es fruto de las luchas de los de abajo. Un ejemplo...salude hace unos dias a una mujer (argentina) con la que compartimos unos dias en Bolivia y que desde hace años vive en Paurito, una comunidad campesino-indigena cercana a la capital de Santa Cruz de la Sierra. Ya el año pasado nos habia contado que estaban trabajando duramente en un proceso historico de titulacion de tierras. Bueno, me escribio esto el otro dia: 'Entonces ya saben, estoy otra vez en Paurito, y con la alegría grandota de ver casi terminada una de las grandes obras y anhelos del pueblo, como es la titulación de todos los campos rurales, a los campesinos, que la trabajaron desde mas de 100 años, de generación en generación, son mas de 400 pequeñas propiedades, gracias a que creimos en el poder de los pobres y la justicia que tarde o temprano se hace al que tiene el derecho natural y sobre todo respeta el derecho natural, especialmente el derecho de la naturaleza'.
    Pregunto ¿no es acaso un cambio sustancial en la vida de un ser humano tener finalmente su tierra? ¿Seran lo mismo las politicas de Bolivia que las de Mexico? ¿O es que no todo es lo mismo? ¿Porque sino...podemos acaso soñar con ir modificando la estructura? Quedaria el desespero...
    En fin. hay esta Doris como cristiana haciendo fermento en la masa jutno a otros que como ella bien dice, creen en el poder de los pobres...¡que es el de la logica del Dios de la historia!
    Un abrazo. A seguir andando

    ResponderEliminar