martes, 12 de enero de 2010

El espejo de los 2 pepes

2009 nos dejó mucha tela para cortar. Este artículo salió de una charla con un amigo hace unos meses y se los quería compartir para que juntos reflexionemos sobre qué modelos queremos para nuestro continente.

Pepe Lobo (o la restauración conservadora)


El espejo de los dos “Pepes” hace alusión a dos presidentes que han sido elegidos el año pasado en América Latina. El primero es Porfirio “pepe” Lobo, electo presidente en Honduras en medio del proceso golpista llevado a cabo contra Mel Zelaya. En este país centroamericano la derecha oligarca y entreguista que está a cargo del ejecutivo desde siempre, se las ingenió para salirse con las suyas y derrocar a un presidente, que aunque asumió por ‘derecha’ se había acercado mucho a Chávez y al ALBA.

Es importante entender que hoy en día Chávez es un factor que para las derechas del continente es la causa de todos los males y el demonio que es necesario sacar del medio. El acercamiento que Zelaya fue tejiendo con el Hugo fue el “error” que le costó el cargo.

Honduras fue un testeo. Sirvió para mostrarnos a todos que los grupos concentrados de poder económico, el ejército y los medios de comunicación pueden deshacerse de un presidente que les cae mal a un costo bajísimo. Paraguay será el próximo a menos que tomemos conciencia y Honduras nos sirva de ejemplo.

Pepe Múgica (profundizar los cambios)


Por otro lado, tenemos a José “pepe” Múgica. Este pepe, por lejos mucho más entrañable que el hondureño, significa una continuidad en las políticas llevadas a cabo en los últimos años en Uruguay que están en sintonía con las de la región (con sus grises y sus mas y sus menos) que apuntan a la unidad latinoamericana.

¿Hacia dónde vamos?

¿Cuál de los pepes que miramos en el espejo, el de la izquierda y el de la derecha, nos devolverá una imagen real y cual es una fantasía?

Por el bien de todos nosotros ojalá Lobo no sea mas que un siniestro personaje de algún cuento infantil. Ojalá sea Múgica el que nos devuelva, al mirar al espejo, la dignidad de nuestros Pueblos esperanzados y de pie.

No siempre tenemos que esperar lo peor, para eso léanlo a Dieterich.



3 comentarios:

  1. No estoy de acuerdo con el comentario final sobre 'No siempre tenemos que esperar lo peor, para eso léanlo a Dieterich'.
    Creo que este autor, esta marcando con claridad, las sombras del proceso bolivariano del que nadie habla aunque todos saben y que se hasce urgente 'atacar'.
    La revolucion bolivariana debe hacer una urgente revision de su propia historia y de los sujetos que hoy dicen ser sus 'comandantes'. Respeto a Chavez como lider del proceso, pero debajo de el hay mucho odre viejo. Y esto se esta sintiendo. Y lo va a pagar caro el pueblo pobre si no se toman cartas en el asunto.
    No soy pesimista, por el contrario creo que la revolucion tiene con que salir adelante.
    Un abrazo grande.
    Pd: recomiendo leer a Dietrich

    ResponderEliminar
  2. NO PODIA NO PRONUNCIARME...
    el 27 asume Lobo en Honduras, ayer el congreso saco del ALBA a Honduras: pareciera que han gadnado los golpistas, no?
    Y en algun punto, asi es.
    Pero vale la pena volver a decir: en honduras, como en este el salvador, como en argentina... uno y mil pobres concientes, perderan cada dia mas su confianza en el gobierno, se enojaran mucho con como juegan con su hambre y su dolor (aunque manejen brillantes discursos), y POR FIN, DECIDIRAN CAMBIAR EL INTERLOCUTOR.
    Las fuerzas "de abajo" (y tambien las debilidades), escribiran la nueva y OTRA historia... en dialogo, en iteraccion, en solidaridad...

    Haiti lo muestra una vez mas, y la MADRE TIERRA MUESTRA SU VOZ PROFETICA: cuanta injusticia sale a la luz cuando habla la tierra...
    los muertos no son por la furia de la naturaleza, sino por la mano de hombres y mujeres cegados por el capital...

    abrazo cristiano...

    ResponderEliminar
  3. Es grosso que te pronuncies, gracias.

    ResponderEliminar