domingo, 20 de diciembre de 2009

Teología de la Liberación.

El viernes pasado tuve la posibilidad de escuchar a mi amigo y hermano Diego defender su tesis de Teología en el CEDIER (centro diosesano de estudio y reflexión)

Su tesis fue sobre Teología de la Liberación y la tituló "Teología de la Liberación. En el derrotero hacia otro modelo de Iglesia". Podés bajarla completa en formato .PDF haciendo click ACA.

El día de la defensa Diego compartió con lágrimas en los ojos lo que sintió la noche del 24 de diciembre en El Salvador cuando llegó a la Catedral donde están los restos de Monseñor Romero y al entar a la Iglesia lo primero que vió fue un cuadro enorme de Escrivá de Balaguer.

A partir de allí fue que habló sobre cómo la Iglesia intentó cortar la experiencia única de la primer teología no europea como si se tratara de un demonio al que hay que exorcisar. NO ME EXTIENDO MAS PUES RECOMIENDO ENERGICAMENTE LEER LA TESIS COMPLETA (según el autor no lleva mas que una tarde de lectura)

La cuestión es que hoy me encuentro con esto...

El Papa quiere enterrar la Teología de la Liberación.


Redes Cristianas

El Papa Benedicto XVI le dice a obispos del Brasil de visita en el Vaticano que esta corriente teológica ha provocado “rebelión, división, disenso, ofensa y anarquía”

El Papa Benedicto XVI alertó a un grupo de obispos sobre los peligros de la teología de la liberación, corriente teológica nacida y desarrollada en toda Latinoamérica. Ante los prelados provenientes de Brasil, a quienes recibió en audiencia en el Palacio Apostólico del Vaticano la primera semana de diciembre, recordó el 25 aniversario de la instrucción “Libertatis nuntius”, un documento pontificio dedicado a criticar severamente a esa teología surgida tras el Concilio Vaticano II.

“En ella se advertía sobre el peligro que comportaba la asunción acrítica, asumida por algunos teólogos, de tesis y metodologías provenientes del marxismo”, dijo el Papa Benedicto. Añadió que esa propuesta de pensamiento ha provocado consecuencias “más o menos visibles”, entre las cuales destacan “rebelión, división, disenso, ofensa y anarquía”.

De acuerdo con el líder máximo de la Iglesia Católica, esta situación crea entre las comunidades diocesanas “gran sufrimiento o grave pérdida de fuerzas vivas”. “Suplico a cuantos en algún modo se sientan atraídos, envueltos o involucrados por ciertos principios engañosos de la teología de la liberación, que se confronten nuevamente con la referida instrucción”, pidió Benedicto XVI.

Publicada el 6 de agosto de 1984 por la Congregación para la Doctrina de la Fe, entonces dirigida por Joseph Ratzinger, la “Libertatis nuntius” puso fin a una corriente que en América Latina buscó sostener movimientos políticos con principios cristianos, desde una clara y comprometida “opción preferente por los pobres”.

La instrucción advirtió sobre “los riesgos de desviación, ruinosos para la fe y la vida cristiana, que implican ciertas formas de teología de la liberación que recurren, de modo insuficientemente crítico, a conceptos tomados de diversas corrientes del pensamiento marxista”.

Agregó que las “graves desviaciones ideológicas” de esta ideología “conducen inevitablemente a traicionar la causa de los pobres”. Esta postura vaticana ha sido desde esos años compartida por poderosos empresarios, medios de comunicación que sostienen el neoliberalismo, líderes banqueros (Bank of América, Santander, Citi Bank, HSBC, JP Morgan Chase, Scotiabank, Citigroup, etc.) y movimientos de Iglesia como los Legionarios de Cristo y Opus Dei.

RD, Agencias, Reflexión y Liberación.

REFLEXION FINAL:


Para la Iglesia derechosa y conservadora el único consenso, la única unión y comunión posible es que los que optamos por vivir la fé y la Buena Noticia de Jesús a la manera del Vaticano II, renunciemos a nuestras convicciones y nos pleguemos a sus mandatos.
¿POR QUE NO PUEDEN RESPETARNOS? ¿POR QUE NO PODEMOS CRECER EN LA DIVERSIDAD?


7 comentarios:

  1. q "lider máximo" que tenemos!! buuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuu!!

    Yiyoo felicitacionessss! ahi me la bajee pa leerlaaa. gran laburito!

    ResponderEliminar
  2. Gracias por la tesis. La voy a leer.
    Fuí formado en el clima histórico - cultural del Concilio Vaticano II. Luego fuí testigo del encuentro del CELAM en Medellín y de San Miguel en Argentina. Escuché en directo al P. Carlos Mugica. Tuve encuentros con el P. Alberto Carbone. Fuimos la juventud del cardenal Pironio. Hace pocos años Dios me regaló participar en México del II Encuentro Latinoamericano de DSI. Allí conocía al P. Gustavo Gutierrez (peruano) uno de los fundadores de la Teología de la Liberación. Su testimonio´es muy fuerte. Le envío a Chico Andy su conferencia para compartirla. Sigamos nuestro camino de fidelidad a Jesucristo. La Iglesia jerárquica no prohibió la teología de la liberación, sólo advirtió sobre su uso.

    ResponderEliminar
  3. Nosotros somos la continuidad de ustedes

    ResponderEliminar
  4. Muy buena tesis Hermano, hace mucho tiempo que no leía algo tan profundo y comprometido con la Iglesia de Jesús, la que el fundó y pocos seguimos. Muy valiente en exponer tu pensamiento, sobre todo en una diócesis como la de Mar del Plata que, salvo contadas excepciones, viven a contramano de la vida de los pobres, los preferidos de Jesús.
    Gracias
    Juancho

    ResponderEliminar
  5. Gracias Juan, y no sabes lo que fue escuchar la defensa de la tesis... se ponía la piel de gallina. La grabé pero tiene un sonido tan malo que fue imposible desgrabarla, una lástima.
    Un abrazo feliz año

    ResponderEliminar
  6. La teología de la Liberación, no sera enterrada jamas, aunque asi lo quiera la curia romana, esto no sucedera, mientras en nuestro continente no exista justicia social, y nuesto continente siga siendo usado como patio trasero de los poderosos,o mientras las mujeres no puedan acceder al sacerdocio y no se reconosca la riqueza milenaria de las creencias de nuestros pueblos

    ResponderEliminar
  7. Hola gente!!!

    No se preocupen, la Iglesia que soñamos y por la que luchamos está más allá de todo, incluso de los hombres. Por otro lado, sabemos lo que Dios nos pide. Ratzinger podrá prohibirla si quiere, pero ya es tarde, la Teología de la Liberación tiene vida eterna, esta se sembró y dio sus frutos. Ahora ya está encarnada.

    Con un oído en el pueblo y otro en el Evangelio... hay que seguir andando nomás!!!!

    Saludos cordiales.

    ResponderEliminar