martes, 10 de noviembre de 2009

La Iglesia: Una institución del Antiguo Régimen

(ya que Yiyo no cumplió con la entrega del artículo a tiempo, les comparto este texto de producción propia. Pueden enviarme sus artículos al mail del blog: reddeutopias@yahoo.com.ar)

Actualmente me encuentro cursando la materia Historia Argentina I, que abarca la historia de nuestro país en el siglo XIX. En una clase los otros días, mi profe, Eduardo Miguez , hablando de las continuidades y rupturas que se dieron tomando la revolución de mayo, las reformas de Rivadavia y la etapa del rosismo, sentenció la frase que da título a esta reflexión “La Iglesia Católica tiene todas las características de una institución del Antiguo Régimen”

Ancien Régime

El término Antiguo Régimen comenzó a ser utilizado por los revolucionarios franceses de 1789 para dirigirse al orden de cosas anterior a la revolución. Cuando hablamos de Antiguo Régimen estamos hablando de un mundo que tiene las siguientes características:

* 1º sistema económico: en transición del feudalismo al capitalismo.

* 2º relaciones sociales: determinadas por la oposición entre la sociedad estamental y una burguesía que no puede acceder al papel de clase dominante que ocupan los estamentos privilegiados;

* 3º sistema político: monarquía absoluta o, como poco, monarquía autoritaria. La tensión fundamental en este ámbito es la que se produce entre la centralización del poder y el respeto a los privilegios de todo tipo (personales, estamentales y territoriales), que mantenían una gran multiplicidad de jurisdicciones y fueros.



Primeras Comunidades Cristianas

En la historia de las primeras comunidades cristianas, que en la biblia encontramos en el libro de los hechos de los apóstoles podemos contrastar el estilo de vida de aquellos que han sido contemporáneos y testigos oculares de  Jesús.
En el encuentro de jóvenes franciscanos, Oscar Campana, nos contaba que Jesús no enseña a sus discípulos como debían vivir cuando Él ya no estuviera. ¿Por qué? Porque ellos ya vivían de este modo cuando vivían con Jesús.

Transcribo el relato del libro de los Hechos de los Apóstoles, resalto en negrita las características principales de la comunidad, hago esto para que observen la antítesis con relación a las del antiguo régimen:

“Acudían asiduamente a la enseñanza de los apóstoles, a la convivencia, a la fracción del pan y a las oraciones. Toda la gente sentía un santo temor, ya que los prodigios y señales milagrosas se multiplicaban por medio de los apóstoles. Todos los que habían creído vivían unidos; compartían todo cuanto tenían, vendían sus bienes y propiedades y repartían después el dinero entre todos según las necesidades de cada uno. Todos los días se reunían en el Templo con entusiasmo, partían el pan en sus casas y compartían sus comidas con alegría y con gran sencillez de corazón. Alababan a Dios y se ganaban la simpatía de todo el pueblo; y el Señor agregaba cada día a la comunidad a los que quería salvar”. (Hc. 2, 42-47)



Giro Constantiniano

En el S. III después de Cristo, durante el reinado de Constantino, se unen el imperio y la fe católica para siempre. La religión católica pasa a ser la oficial del imperio y se produce lo que Leonardo Boff llama el “giro constantiniano” de siglo IV .  Lo explica de este modo “ la Iglesia era una Iglesia en régimen de cristiandad. Lo cual significa que ocupaba el lugar de poder político, económico y religioso predominante en el modo de producción feudal. El que está en el poder está también condenado a ejercerlo según la lógica de todo poder, el cual, de entrada, establece ya una primera y fundamental división entre los que detentan el poder y  los que no poseen poder alguno” (1)

Aquí, desde mi punto de vista, se configura y toma forma una Iglesia que posee todas las características posibles del llamado antiguo régimen:  poder, verticalismo, opulencia… esta es la Iglesia que ha quedado marcada a fuego en tantos y que se sigue reproduciendo aún hoy en día, la Iglesia de las estructuras anacrónicas del antiguo régimen.

Renovación en la Iglesia: Giro Copernicano

Para explicarme utilizaré algunas líneas que Yiyo comparte en su tesis final de teología. Comienza  diciendo que “la convocatoria de Juan XXIII a realizar el Concilio Vaticano II significó un giro copernicano en el ‘ser y hacer’ de la Iglesia y en sus bases. Desde ese momento -como un pedido expreso del Sumo Pontífice- se puso en marcha todo un esfuerzo colegiado para resignificar el caudal teológico y pastoral del Concilio a partir de la realidad de cada continente”.  Este esfuerzo tuvo sus características particulares en América Latina dando nacimiento a la Teología de la Liberación.

Por otro lado, Pedro Casaldáliga y José María Vigil dicen en su libro “Espiritualidad de la Liberación” dicen: “El nuevo sentido eclesial de nuestra Espiritualidad latinoamericana de la Liberación está profundamente marcado por la nueva eclesiología del Vaticano II, que supone un verdadero <<giro copernicano>> con respecto a la eclesiología anterior, por cuanto que se pone como punto de partida el Pueblo de Dios, el ser cristiano, la igualdad fundamental y no la jerarquía, el ministerio, las diferencias… El sentido y la realidad mas profundos de la Iglesia no lo constituyen su organización , su aparato, sus aspectos jurídicos, su autoridad… , sino la comunidad de los creyentes, <<constituidos en Pueblo>>. Con el Vaticano II, nosotros entendemos la Iglesia fundamentalmente como una comunidad de iguales, de creyentes, de seguidores de Jesús, en la que, frente a esa común y trascendental dignidad, el ocupar un puesto u otro pierde relevancia. Con el Vaticano II, nosotros entendemos que es la comunidad local la realización principal de la Iglesia; que son las comunidades locales las que le dan consistencia a la Iglesia universal, y no al revés.” (2)

Verdades y errores

Hay un poco de verdad en lo que Eduardo Miguez  decía en su clase. Repasemos algunas de sus frases:

* que no hay confrontación,

* que no las disidencias no se muestran,

* que todos obedecen al jefe máximo que es el Papa.

Sé que no soy un docto como mi profesor pero sí soy parte de la Iglesia a la que él se refiere y tengo una perspectiva que me otorga el jugar “por dentro” y, en mi humilde opinión, hay algunas cosas que Míguez observa y es muy acertado, sobretodo para el periodo histórico que analiza. La frase que utiliza calza muy bien si estamos analizando a las cúpulas eclesiásticas que permanecen inalterables al paso del tiempo.

Sin embargo, no tiene en cuenta los procesos de renovación que se dan a partir de la década del ’60 y cuyas manifestaciones mas notorias son las Comunidades Eclesiales de Base, las Teologías del Tercer Mundo, etc., que intentan expresar una vuelta hacia los orígenes de la Iglesia donde la dinámica del Reino se juega en la  HORIZONTALIDAD, el COMUNISMO DE BIENES y la FRATERNIDAD.

Es evidente que si miramos estas expresiones, que lógicamente han generado y generan discenso, malestares, confrontaciones, contradicciones, represión y censuras,  la frase “La Iglesia Católica tiene todas las características de una institución del Antiguo Régimen” se queda un poquito corta, ¿no?

Andrés


3 comentarios:

  1. En primer lugar, un especial reconocimiento al análisis crítico que has expresado en esta nota. Ahora bien, sobre el concepto del profe está extrapolado, es decir se analiza una institución con categorías fuera de contexto...un ejemplo confuso. Hay razones para criticar las estructuras eclesiásticas pero es incorrecto hacerlo desde el liberalismo político. Etiquetar como "antiguo régimen" es valorar el nuevo que no es ni más ni menos que el culto a la libertad como valor divino. No estoy de acuerdo. Daniel.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tu comentario.

    ResponderEliminar
  3. El problema fundamental de la Iglesia como institucion no es ni la pedofilia (que es gravisimo y condenable), ni la homosexualidad, ni el tema de los curas casados...
    El problema de la Iglesia es, 'tal cual lo plantea Chico', de democracia. Siglos enteros le llevo a la humanidad subvertir el orden por el cual, la historia (EL PODER) comenzaba por el Rey (elegido de Dios) y desde ahi descendia 'cual manto divino' sobre el resto de los hijos de Dios y del susodicho rey. No podemos negar que todo el proceso de secularizacion por el cual ese orden quedo invertido, quedando el poder en el pueblo...fue, al decir de muchos teologos una segunda revelacion de Dios (la primera, la creacion...¡no Jesus!).
    Es palabra de Dios, ese proceso por el cual el 'pueblo en libre ejercicio' decide el rumbo de la historia. Y eso se llama democracia. Resolver ese tema, seria resolver el tema de FONDO por el cual sufrimos el resto de las grandes problematicas. Aclaro, que pienso que al menos en el presente 'el orden que impera a nivel mundial, poco tiene que ver con esto de la democracia'. Pero es perfectible y de hecho hay intentos de hacer de ella, la herramienta para la participacion efectiva y para la emancipacion de los hijos de las naciones.
    Esa es LA MAYOR DEUDA DE LA IGLESIA CON LA HISTORIA. Y es el aggiornamiento quer no quiso hacer luego de la Revolucion que significo el Concilio Vaticano II.
    De hecho, la implementacion del CVII es una deuda con la historia. La contrarreforma de Juan Pablo II llevo la Iglesia a muchos pasos atras, mas de lo que estabamos incluso con Pio XII. Claro, bajo la ideologia de la monarquia, fue imposible revertir este proceso. Los controles, las persecuaciones, las censuras, los cambios de obispos, la alianza estrategica con EEUU y la CIA, el asesinato de Juan Pablo I, la mafia del banco ambrosiano, el pacto con las dictaduras mas sangrientas, los medios masivos de comunicacion...etc PUDIERON MAS.
    Al decir de Oscar Beozzo, un monje y teologo brasileño, nunca 'una herejia (los que intentaban aplicar el Vaticano II) fue tan perseguida.
    Pero bajo la piedra pesada de los tiempos, la flor nos dara su escandalo.
    Esa flor es Jesus de Nazaret, el que caminó con su pueblo...el que planteo la posibilibildad ¡hace 2000 años! del otro mundo posible. Y ese mundo se hace por abajo, y lo hacemos como las primeras comunidades, ejerciendo democracia efectiva.
    Nunca podran sacarnos eso.
    A pesar de la Iglesia, el crucificado por subversivo a la ley 'judia' (¿catolica?) seguira siendo luz para quienes se animen a 'beber su caliz'.
    Me ha hecho bien este post de Chico, gracias.

    ResponderEliminar