martes, 27 de octubre de 2009

La Violencia. Lc. 3,10-14

Hace unos días me llegó este artículo de Herman, la idea era que apareciera como primicia acá pero rebelion.org me ganó de mano (yo decidí salir con otra cosa). De todos modos la subimos.
Iremos compartiendo artículos o reflexiones de todos los hermanos que las vayan enviando. En esta oportunidad le toca al columnista estrella de Rebelion, estudiante destacado de teología en la Universidad Centroamericana de El Salvador, luchador y militante social. Pero para nosotros siempre será "el Herman"... (el hijo del carpintero). Disfruten y opinen.

La violencia mirada desde abajo
Enfoque bíblico desde Lc. 3, 10-14

Todo punto de vista, es la vista desde un punto. Justamente por7 esto, cualquier aspecto de la realidad, no se ve igual si se sufre desde abajo o se reflexiona desde arriba.
Nosotros, nutriéndonos de nuestra tradición bíblica, miraremos y analizaremos la cuestión actual de la violencia, desde el concepto sociológico de Marginalidad. Esto es, mirar la problemática estructural de la violencia, desde los márgenes de la historia, desde los hombres y mujeres, que desde abajo sufren una violencia estructural, sistémica y manifiesta (explicaremos mas adelante estas categorías).
Para esto, tomaremos el Evangelio de Lucas, como un libro escrito desde una comunidad marginal del imperio Romano en el último tercio del Siglo I después de Cristo . Esta comunidad, escribe su “Buena Nueva” (evangelio) en clara oposición a “la buena nueva del Imperio Romano”. Esto se debe, a que la comunidad reconoce en la ideología de “la Pax Romana” (teología imperial, legitimadora del sistema, basada en el culto al emperador), la causa que llevo a la cruz a su inspirador y guía (Jesús de Nazareth).
Sabiendo, que la construcción alternativa de la verdadera PAZ es el tema que cruza todo el evangelio de Lucas (contrapuesta a la paz que el imperio les propone, que e9s muerte para ellos que viven en marginalidad), leeremos Lc. 3, 10-14. Pondremos atención: al contexto del texto (el desierto), a la pregunta central (¿Qué debemos hacer?), a los actores de este pasaje (Muchedumbre, cobradores y “los que hacen la guerra”), y finalmente veremos las respuestas diferenciadas de “Juan” a las preguntas (una propositiva y dos prohibitivas).
Habiendo identificado estos elementos, ya podemos pasar a pensar este texto en “clave de violencia”. Aquí tomaremos esencialmente el orden en que la comunidad nos presenta este relato, que no resulta ser nada ingenuo:

1- La muchedumbre que pregunta sobre las necesidades básicas insatisfechas. A esta escasez de lo básico para la vida la llamaremos: violencia Estructural.

2- Los cobradores de impuestos que preguntan por su papel de funcionarios. Aquí se evidencia, el sistema impositivo como la segunda violencia que llamaremos: violencia Sistémica o Institucional.

3- Los militares que preguntan por su papel de funcionarios por su acción. Aquí se nos presenta a los actores directos de la violencia más abierta, que llamaremos: violencia Manifiesta.

Con esto, la comunidad nos presenta un orden jerárquico de las diferentes niveles de la violencia que padecen (y que hoy también padecemos), dejando claro que la PRIMERA VIOLENCIA es la ausencia estructural de lo necesario para la vida, y luego recién presentan la violencia opresora del sistema impositivo, para terminar mostrando la violencia explicita de las armas. También vale distinguir, que la Primer violencia, es la única que carece de “intermediarios” (léase en su contexto, “funcionarios imperiales”) para su aplicación, y es por esto, que la comunidad lucana pone el acento aquí, para revelarnos el riesgo constante de perder de vista esta VIOLENCIA FUNDAMENTAL Y PRIMORDIAL (la falta de un personaje visible que la aplique, la vuelve mas implícita y mas peligrosa, cosa que al comunidad parece alertarnos).

Sobre esta base de análisis, la comunidad Lucana construirá “la Paz Comunitaria del Resucitado: basada primariamente en la satisfacción minima de todos (véase el ideal de las primeras comunidades en los hechos de los Apóstoles), desde una radical reciprocidad entre iguales (“el que tengas dos túnicas que las comparta”).

Francisco Bosch
17-10-2009


2

Preguntas para la reflexión en Comunidad:

* ¿Desde Donde miramos la problemática de la violencia en nuestro grupo o comunidad?
* ¿Tienen actualidad estas categorías de violencia hoy?
* ¿Con que situaciones concretas, identificamos estos diferentes niveles de violencia en al actualidad (ponerle nombre a la violencia que vivimos)?
* ¿Cómo se aplicaría hoy, la “radical reciprocidad entre iguales” que nos presenta la comunidad lucana, para nuestros problemas fundamentales?
* ¿Cómo construimos desde nuestro ser Cristianos hoy, una alternativa al sistema Capitalista neoliberal, que sigue violentando a nuestros pueblos?


3 comentarios:

  1. Gracias hermano por compartirlo.
    Que tema este de la violencia!!. la primera violencia es la miseria, y esto no lo digo yo, sino que lo comparte Adolfo Perez Esquivel (premio novel de la paz, y franciscano) en un libro hermoso que se llama "Caminar junto a los Pueblos".
    Estoy cansado de aquellos que se escandalizan por la violencia de quienes sufren la violencia día a día, desde que nacen hasta que se mueren.
    Creo que los pueblos tienen paciencia y que esa paciencia tiene un límite.
    Yo no adhiero a la lucha por medio de la violencia porque creo en Jesús, pero comprendo que, cuando uno está violentado por un sistema que lo único que propone es eso, la respuesta será con violencia.
    Ojalá podamos construir la Utopía del reino que, como dice herman es:
    "la Paz Comunitaria del Resucitado: basada primariamente en la satisfacción minima de todos, desde una radical reciprocidad entre iguales"

    ResponderEliminar
  2. Señor:
    ayer pregunte por vos,mi alma me contesto que una llamada del destino me contestaria mejor.Agustina Merlo y el Atela,chino"para los amigos,me dijeron de tus andanzas...La verdad que me siento conmovido,dado que como que vengo siguiendo masomenos en que andas.
    Usted depa,que pese a diferencias ideologicas,yo siento kamarada que usted y yo estamos del mismo lado,en el amplisimo campo-popular.
    Desde mi silla en la cosina de mi casa,a un individuo que me escucho y alludo,le mando un saludo gigante y aportes de energia positiva,socialista y revolucionaria.
    Andres,de la facu,del Caisa je y de la lucha!
    Hasta la victoria hermano!

    ResponderEliminar
  3. Que grande Clerissi jajajajjaa
    Me sigue asombrando la chiquitez del mundo.
    Agustina Merlo

    ResponderEliminar